fbpx

La importancia de la  transformación digital en la empresa

La tecnología puede ser un gran aliado y un gran enemigo, ya sea que no la involucres dentro de tu negocio, tanto como la involucres dentro de él. Lo que resuena mucho en estos días sobre la transformación digital en la empresa.

He tenido la oportunidad de conocer personas con una destreza increíble para relacionarse y tener negocios increíbles, pero ver lo estresante que se vuelve su negocio y todo por negarse a organizarlo a través de la tecnología.

También ver empresas que deciden cambiar su modelo de negocio para hacerlo más tecnológico e incluir lo digital dentro de sus procesos y fallar en el intento perdiendo dinero y desaprovechando la oportunidad por no formar a sus equipos de trabajo o no tener herramientas con una experiencia de usuario satisfactoria.

Tengo ciertos desarrollos por internet, además de tener una empresa de marketing de contenidos y desarrollo audiovisual con mi esposa. He visto la importancia de tener todos los proyectos guardados en un crm o nube. ¿Por qué digo esto? Pués sí hay que retomar un proyecto u otra persona debe continuar con un proceso que alguien inicio. Es fácil de hacer y no quedarse viendo molestos correos o pidiendo a las personas que desarrollaron eso (A veces puede pasar que ya no continúen trabajando contigo) y en ocasiones estos envíos llegan incompletos o desordenados, una tarea que gasta muchísimo tiempo.

Así mismo he visto personas muy cercanas que pareciera que la tecnología puede ralentizar sus procesos. Muchos negocios y varios trabajadores contratados por obra o labor, desorden en la información y esto conlleva a una dificultad de transferencia de conocimiento. Al tener mucha rotación, cada explicada y recolección de información es como incendiar el tiempo, para cosas que no necesitan de uno, son operaciones que se pueden automatizar

La tecnología también tiene su lado oscuro

Tuve la oportunidad de trabajar con una empresa muy grande en Colombia, en la cual pude darme cuenta que al implementar tecnología a una empresa de tradición es un proceso de mucha paciencia y vivir un proceso de formación interno.

Los seres humanos nos solemos acostumbrar hacer las cosas de una manera y solo buscamos información que soporte que tenemos razón y cuando llega algo disruptivo, innovador y generador de cambio, empiezan los dolores de cabeza, los enemigos de lo novedoso y los sentimientos del poder ser reemplazado.

Existían varios puntos a favor en la plataforma tecnológica y uno muy negativo que no tuvieron en cuenta al momento de adquirirla. Por un lado lado ayudaba a organizar el tiempo y ser más productivos en el trabajo. Esto puede sonar muy novedoso y el problema surge que para ello se tiene que vivir una curva de aprendizaje.

Que llegue alguien a decirle a las personas que vas a tener más tiempo para hacer más cosas de tu trabajo, lleva a pensar y tener la frase de un colaborador “tengo que trabajar más por el mismo sueldo” es una conversación que pueda tener razón, pero tiene un trasfondo más positivo y es el ser más productivo aprender nuevas cosas, además de posibilidades de tener tiempo para desarrollar nuevas ideas y seguir escalando como profesionales tanto dentro, como fuera de la compañía.

Se trata de agregar valor y cuando agregas valor a tu organización expandes tu mente, lo que lleva agregar valor también a tu entorno, se trata de crecer. En este punto y después de vivir la curva de aprendizaje de los colaboradores que se quisieron subir al bus tecnológico y crear nuevos modelos de negocio, es cuando la empresa empieza a crecer gracias a que sus colaboradores también crecieron.

¿Qué frena este proceso de desarrollo tecnológico?

Empecemos por el problema que muchas empresas que adquieren plataformas tecnológicas para tener datos, agilizar procesos y educar a la compañía. Piensan mucho en cuantas funcionalidades me ofrece un proveedor u otro. Olvidándose de un detalle muy importante y es la experiencia de usuario, que sea fácil de usar y demasiado intuitivo.

Ese era el problema de esta empresa que tuve la oportunidad de acompañar, no estaba ajustada a las necesidades del mercado, que fuera amigable y fácil de usar. Recordemos el sueño de Steve Jobs al hacer computadores y es que estos fueran igual de fácil de usar que un electrodoméstico.

Así mismo debemos pensar al momento de acceder plataformas tecnológicas, no solo se trata de cuántos beneficios le trae a la compañía sino la facilidad de uso para nuestros colaboradores.

Cómo líderes debemos tener en cuenta que cada vez que compramos algo para uso de nuestros colaboradores, hay que tener en cuenta su curva de aprendizaje, su habilidad para soportar y adaptarse al cambio, así como mencionamos anteriormente la experiencia de usuario de la plataforma y el entorno que se esté generando de empoderamiento.

Recomendaciones para llevar a cabo un cambio de la transformación digital en una empresa

Uno de los primero pasos es acercarse a la gente y comunicarlo de la forma más cercana y personal posible. Esto puede ser un poco difícil en organizaciones grandes como la que tuve la oportunidad de acompañar, es por ello que nace la importancia de identificar líderes influenciadores inspiradores y gestores del cambio.

Con alianza a ellos, será posible influir poco a poco en la organización e ir creciendo como una bola de nieve en aquellos que se unen al cambio, esto es vital en cualquiera de caso que se necesita un nuevo cambio de cultura.

También por otro lado, si no se han identificado esos agentes de cambio. Puede ser útil contratar coaching organizacional, para que acompañen a la empresa y ayuden a desarrollar las habilidades blandas de algunos colaboradores, para que puedan empezar a influir en la empresa y empoderarlos para que sean los líderes que se conviertan en los embajadores del cambio.

También puedes leer, sobre la estructura de una sesión de coaching.

× ¿Cómo puedo ayudarte?