fbpx

Cuando éramos niños…

Cuando éramos niños no nos daba miedo pensar y soñar en lo que haríamos cuando fuéramos ricos, lo decíamos sin miedo y siempre con sentimientos puros e inocentes, ajenos a las expectativas de nuestra sociedad, la cual nos ha alienado, para que cumplamos con lo que el sistema quiere de nosotros, más no pensar con ese amor e inocencia controlada por nuestro niño interior.

Cuando éramos niños no nos daba miedo pensar o soñar que éramos astronautas, bomberos, superhéroes, profesores, jardineros, el mejor jugador de fútbol o de baloncesto, dirían en mi época y en Colombia, el Pibe o Jordan de mi barrio, pero gracias por vivir a las expectativas de otros, empezamos a manejar otra vida que no hacía parte de nuestra expectativa de vida y todo por olvidar nuestros sueños, cuando éramos niños.

Cuando éramos niños no nos importaba ser el que bailaba en medio de nuestra familia, cantábamos a grito herido la canción con la que nos identificábamos, solíamos decir la verdad de lo que pensábamos, pensando que era lo correcto y sí lo analizamos lo es, pero nos empezaron a llenar de expectativas, sobre las bondades de las mentiras piadosas, bailar en un espacio público no encaja con la sociedad y sí cantas con tu pésima voz, vas a molestar a los demás, pero recuerda cuando éramos niños, fuimos muy felices cuando hacíamos eso.

¿Qué harías sino tuvieras miedo? por estar viviendo la expectativa de tus padres, de tu familia, amigos, entre otros, buscando complacer lo que ellos esperan de ti, dejaste de ser lo que eres, de arriesgar por tus sueños, tener el suficiente coraje para superar el rechazo, el cual podría suceder sí te dedicas a aquello que amas y vas tras todo lo que eres tú; tu identificación. Como cuando éramos niños, no nos daba pena pensar sí éramos bomberos o jardineros, escritores o cantantes. no olvides empezar a ser, hacer y después el tener será inevitable.

× ¿Cómo puedo ayudarte?