fbpx

En el mundo económico actual, hacer negocios con tiburones se refiere al poder que tiene un pequeño comerciante o emprendedor, de conmover a un gran inversionista de que su negocio es rentable a futuro. Para lograrlo requiere básicamente de 3 cualidades: ser directo cuando exponga su proyecto, conocer el modelo económico y realizar una presentación eficiente. Aprender de los errores y saber detectar las soluciones serán la clave para este proceso.

Cómo hacer negocios con tiburones de forma efectiva

La negociación es una de las características humanas más importantes a lo largo de la evolución de la humanidad. Entrevistas de trabajo, opciones de sueldo, préstamos, en nuestra vida de pareja, etc., son algunas de las situaciones donde se involucra este proceso. Para hacer negocios con tiburones lo primordial a entender es que todos quieren su beneficio propio a pesar de que a veces exista la posibilidad de que cedan en la negociación.

Las principales claves para hacer negocios con tiburones de una manera eficaz son las siguientes:

  • Entender el valor de tu negocio: las estadísticas apuntan a que muy pocos emprendedores tienen un conocimiento real del potencial con el que cuenta su negocio o propuesta. Por esta razón, muchos de los inversionistas o “tiburones” tienden a perder interés por la propuesta y posteriormente rechazarla.
  • Conocer los números: una de las claves para lograr la aprobación de un proyecto y concretar la negociación con un gran inversionista es conocer y entender el negocio a partir de las cifras, dando un paseo por las ventajas y desventajas de los mercados en los que te desenvuelves estadísticamente y explicar cuáles son las alternativas para generar dinero ante cualquier problema.
  • Claridad: se refiere a la capacidad de expresión de un emprendedor en relación a su propuesta. Para evitar enredos, lo indispensable es poder exponer las ideas principales del negocio en poco tiempo y con claridad.

Tomar en cuenta estas claves será determinante en el proceso de negociación, debido a que la buena comunicación garantiza soluciones siempre ante cualquier disyuntiva, sobre todo si se trata de enfrentarse a personas que tienen un conocimiento amplio en el mundo de las finanzas y disponen de muy poco tiempo. Practicar frente al espejo las presentaciones en voz alta es una alternativa, así como asesorarse con una persona que pueda traducir las finanzas de tu proyecto para expresarlas de una manera más efectiva y en corto tiempo.

× ¿Cómo puedo ayudarte?