fbpx

Haz que la música de tu corazón estalle

Cuando tenía alrededor de 19 años una gran persona cercana a mí, siempre me decía que cuando me observaba tocar mi instrumento: “Me brillaban los ojos y me veía muy feliz” un comentario al que no le encontré sentido después de mucho tiempo.

Para mí era un hobbie de diversión, pero nunca me senté a oír y entender la vibración de mi corazón.

Hoy en día después de haber abandonado la música por más de cuatro años y haber regresado entiendo esa conexión. Esa llamada interior, el regalo de mi corazón para mi mismo, ese sonido, esa música que estaba esperando a estallar.

No te traiciones a ti mismo

Inicie en la música más o menos a mis 16 años, pensando en divertirme y conocer chicas.

Recuerdo era malísimo, pero insistí con disciplina, pague clases de música, busque personas mejores que yo y con el tiempo empecé a mejorar. En el momento de mayor ímpetu de la banda de conciertos, entrevistas y demás, me traicioné a mi mismo. Termine accediendo a los comentarios de personas cercanas: “De la música no se vive” y así abandone todo el proceso que habíamos trabajado. ¡Traicionarse a sí mismo debería ser considerado delito!

No saben lo frustrante que puede ser el dejar de creer en algo que amas, comprando ideas desacertadas. Todo en la vida es de procesos, quien la gana es quien resiste y quien se queda.

Mi regreso a la música

Después de abandonar la música, dedicarme a otras cosas, fui empleado, veía que en el mundo laboral se ve mucho hacer y poco SER. En ese momento entendí que estaba viviendo mi miedo y no mis sueños.

En el camino emprendí un negocio de crecimiento personal. Supe que sí quería transmitir amor, debía hacer cosas que amará. Elegí volver a la música, llamé a mis antiguos compañeros y en el camino siguieron apareciendo más personas. Músicos increíbles que aportaron valor a mi vida.

Con el tiempo comprendí, que tú vida es como un eslabón. Entre más cosas hagas que amas, todo será mejor y más fuerte. Empecé a hacer música; tengo dos bandas, hago natación, entre otras cosas. Por resultado se ha dado que en mis negocios se este dando un crecimiento.

Por eso mi amigo o amiga sí llegaste acá. Mi mensaje es para que no dejes de hacer eso que amas, aquello que te apasiona. Yo perdí el sentido de mi autenticidad, por encajar a lugares en los que no encajaba. ¡SE AUTENTICO!

 

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?